Si ya estás embarazada, o si estás buscando tu embarazo, has debido escuchar una serie de situaciones que nos comentan tanto amigos como familiares, sobre qué debemos hacer para quedar embarazadas o una vez que lo estamos, surgen muchas conjeturas sobre el sexo del bebé. Hasta ahora todos estos comentarios, se han convertido en mitos.

Es importante tener cuidado sobre los mitos que escuchamos, para evitar crearnos falsas expectativas, que puedan terminar afectándonos emocionalmente. Es por ello que es mejor acudir al médico y plantearle todas nuestras dudas. A continuación describiremos algunos de los mitos más comunes acerca del embarazo.

Según la altura de la barriga será niño o niña

Una de las cosas que más causa curiosidad durante el embarazo, es conocer el sexo del bebé, es por ello que han surgido muchos mitos sobre este tema. Este es un mito clásico, sobre el que no hay ninguna base científica. Este mito consiste en: si la barriga se encuentra en una posición muy alta muchas personas señalan que se trata de una niña. Sin embargo, si la barriga está baja se tratará de un niño. Sin embargo estas posiciones de la barriga tienen un significado científico. Si está baja indica que el bebé se encuentra a nivel de la pelvis, porque se acerca el parto.

Luna Llena, fase de la luna que favorece el embarazo

Aunque este es un mito muy común, no es nada cierto, ya que el hecho de que la luna se encuentre en esta fase no implica que favorezca la fertilidad. Además los hechos demuestran que este mito es falso.

Antojos dulces y salados indican el sexo del bebé

Este mito, consiste en definir el sexo del bebé, dependiendo del tipo de antojo que tenga la madre, es decir, si es de tipo salado se tratará de un niño, mientras que si es dulce será niña. Este mito es de los menos cierto, ya que no todas las mujeres embarazadas sienten antojos.

Te recomendamos leer este interesante artículo sobre los falsos mitos sobre la fertilidad: http://www.ginefiv.com/blog/los-falsos-mitos-sobre-la-fertilidad.html